Los mapas de la vida

Vivimos a través de mapas

A lo largo de la historia conocida, la humanidad a utilizado mapas para representar el territorio en el que vive. Estos además sirven para conocer cuál es nuestro lugar dentro del espacio y encontrar el camino más adecuado hacia nuestro destino.

¿Qué pensarías si te dijera que en algún momento dejamos de ver el territorio y empezamos a vivir a través de uno de sus mapas? Mas tarde cada uno observó ese mapa y a su vez se hizo su propio mapa personal para entender el espacio en el que vivía. Y así sucesivamente, por los siglos de los siglos.
Si tomas una pagina de un libro y le haces una fotocopia, verás que la copia es un poco menos nítida. Si a ésta le haces copia el resultado será menos nítido aún. Al cabo de unas cuantas series se hace obvio que con cada copia se experimenta una perdida o distorsión de la información. Lo mismo ocurre con nuestras células y genes. Así mismo los mapas a lo largo del tiempo fueron representando la realidad de un modo más confuso y distorsionado con sus sucesivas copias y modificaciones individuales (ej: libros, sistemas religiosos, tradiciones, leyendas, etc.).

Mapas sociales

Los paradigmas sociales son mapas aceptados por la mayor parte de una colectividad y nos dicen cómo funciona el mundo y cuál es nuestro lugar dentro de ese orden. Muchos de esos mapas fueron creados adrede para obtener determinados ordenes y formas de actuar en las personas. Esos mapas no buscan representar la realidad última y verdadera, sino generar una idea de realidad que sea funcional a ciertos intereses.

Mapas en la antigüedad

Algunas culturas antiguas han dedicado sus existencias a salvaguardar ciertos mapas de la vida de la manera más pura y clara, para que llegado el día en que la confusión y el des-orden reinen en la tierra, pudiéramos recordar el origen, el territorio, la fuente de nuestra experiencia humana. En sus mitos, escritos y pictogramas se evidencian las coincidencias que demuestran una comprensión común de los fenómenos universales.

mapas antiguos

Mis mapas

El secreto se esconde a sí mismo de la mejor manera posible: a la vista de todos.
Ante el exceso de información que existe hoy en día y la gran mayoría de mapas parciales, distorsionados o artificialmente creados para confundir, mi consciencia buscó recordar el territorio de la manera mas pura posible: observando la naturaleza. En ella comencé a observar los patrones que usa el universo para crear y no he descubierto en mi vida modos más eficientes de hacerlo que los que él utiliza. La misma naturaleza es el mapa más claro que existe. A través de ella llegaron a mi mente los dos mapas personales que usé para relacionar los principios universales con la experiencia humana.

El primero es una figura tridimensional conocida como toroide (toro o donut). A través de él fui descubriendo cómo es que toda la naturaleza sigue un orden, un patrón, un camino en común. Muestra al todo en cada parte.

toroide blanco          mapa 1 khalil

El segundo es una serie de círculos en torno a otro circulo central. En mi mente siempre lo visualicé como un patrón fractal, ya que dentro de cada circulo se repite la misma figura.
Este mapa me sirvió para comprender el modo armónico en que se atraen y relacionan las partes del universo, dando lugar a nuevos niveles de consciencia individual y grupal. Fue la clave para comprender las nuevas sociedades humanas.

flor_de_la_vida_IBO (13)2          mapa 2 khalil

Con el tiempo entendí que ambas figuras no solo eran una herramienta de mi mente, sino que tenían una relación muy concreta con conocimientos antiguos, como la geometría sagrada e indicios más recientes que fueron apareciendo en los círculos de cultivo de todo el mundo.
Hasta el momento he dibujado dos mapas más que me ayudaron a comprender cómo convergen y se relacionan nuestras realidades individuales construyendo la realidad colectiva, los cuales compartiré en su debido momento.

Hacia la creación de un nuevo mapa-paradigma colectivo

Lo importante en un mapa no es qué tan preciso sea, sino su utilidad y practicidad para realizar nuestras actividades y satisfacer nuestras necesidades.
Desde nuestra perspectiva no sabemos si encontraremos la verdad definitiva de la vida, pero si se hace indudable la necesidad de generar nuevos mapas individuales y colectivos que en vez de mostrarnos una realidad definitiva nos muestren una realidad coherente que nos permita vivir en equilibrio con el resto del cosmos, mediante la salud, la expresión armónica de nuestros potenciales y el respeto y valoración mutua.

Cosmosociología es un modelo-paradigma-mapa que no surge de mi, sino a través de mi y tiende a comprender el orden cósmico integrando los mapas antiguos y modernos de manera coherente y práctica para generar un nuevo nivel de experiencias en nuestra vida diaria.

Khalil.

Anuncios